CERRAR

Información importante sobre Cookies

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Blog

11
FEB
2019

Eskerrik asko!

Proyecto Hombre se enriquece desde hace muchos años de la labor que las personas voluntarias y en prácticas realizáis.  En esta ocasión queremos aprovechar para reconocer y mostraros nuestro agradecimiento por acercaros al programa con esta mirada tan cálida y cargada de respeto.

Esta es la carta que ha escrito una persona que ha pasado los últimos cuatro meses realizando sus prácticas con nosotros y nosotras y  ahora ha decidido continuar con el voluntariado que venía realizando tiempo atrás.

Esta carta, habla por sí sola, así que…

“Hoy, me toca cerrar la puerta que abrí con muchas ganas e ilusión hace ya 4 meses. Y quiero que sepáis, que ha sido una experiencia muy bonita y significativa en mi vida. Porque independientemente de todo lo que he aprendido a nivel personal y profesional, para mi hay algo más importante y valioso que me llevo de esta experiencia. Y es que hay una frase de Maya Angelou que dice: “La gente olvidará lo que dijiste, olvidará lo que hiciste, pero nunca olvidará como la hiciste sentir”. Y yo, es con lo que me quedo y de lo que no me voy a olvidar nunca; lo bien que me habéis hecho sentir durante todos estos meses.

Me habéis dado un cariño incalculable y gracias a eso me he sentido querida y cuidada por todos vosotros. Habéis sido cercanos y humanos y por ello he podido disfrutar tanto de esta experiencia. Me habéis regalado un espacio que me ha permitido poder ser yo misma, y a mi manera, habéis dejado que  yo llegue a vosotros. Gracias por creer tanto en mí, en lo que soy y en lo que hago, ya que habéis confiado en mí, habéis compartido conmigo y me habéis permitido formar parte de este momento tan importante en vuestras vidas. Y finalmente, me habéis enseñado a valorar los detalles más pequeños regalándome cada día vuestras sonrisas y vuestros abrazos.

Y mira que os habéis esforzado en que aprendiera a comer como una persona adulta y no lo habéis conseguido, pero sin tanto empeño y sin querer, me habéis dado todo esto, que vale el doble. Que dais mucho, porque sois mucho. Y que tenéis capacidad de hacer bien, y haceros bien. No lo olvidéis. Y como siempre digo, lo insuperable no existe si le echas valor y ganas. Así que os deseo lo mejor y que os cuidéis mucho durante este camino y siempre.

Que de cada uno de vosotros me llevo algo que recordar. Y aunque os vaya a echar de menos, de lo que no tengo duda es que de aquí en adelante, os recordaré y sonreiré, porque habéis hecho de este momento un momento feliz.

Y que poquito me gustan las despedidas, pero que bonito poder irme así, con todo esto en el corazón.

Muchas gracias a todos.

A”

 

¡Gracias a ti por hacernos participe de este intercambio tan rico, donde todos y todas nos llevamos algo!

Compartir:

0

Comentarios

Escribe un comentario

SUSCRÍBETE AL BLOG

Y recibe las novedades en tu email.

He leído y acepto la política de protección de datos.

Buscador

Últimos comentarios

Categorías

Filtra las entradas por su categoría: